El gobierno de Chile obliga a los colegios a implementar baños y duchas transexuales

La Superintendencia de Educación en Chile instruyó a todos los colegios del país a implementar una serie de medidas para garantizar los derechos de “niñas, niños y estudiantes trans”, lo que fue calificado por la Conferencia Episcopal de Chile (CECh) como una “imposición” de un proceso que aún debe ser “deliberado”.

El pasado 28 de abril, el organismo estatal envió una circular dirigida a los directores de los colegios en Chile, bajo el pretexto de la “inclusión y justicia social” contenidos en la Reforma Educacional que se debate en el país.

Las medidas promueven que el estudiante sea llamado por su “nombre social” y se mantenga el nombre legal en la documentación y su “derecho a utilizar el uniforme, ropa deportiva y/o accesorios que considere adecuado a su identidad de género”.

También, los colegios deberán facilitar el uso de “baños inclusivos” u otras alternativas “de acuerdo al proceso que estén viviendo” y previo acuerdo con la familia y “promover espacios de reflexión, orientación, capacitación, acompañamiento y apoyo” en la materia a la comunidad educativa.

La circular es de carácter obligatorio, por lo que los colegios deben tomar las “medidas administrativas, sociales y educativas apropiadas para proteger y garantizar los derechos” y la “vulneración de uno o varios” de ellos “constituye una infracción de suma gravedad”, describe el texto.

La publicación del texto se da en el contexto de dos discusiones actuales de temática infantil: la discusión en primera instancia del proyecto de ley de Identidad de género que permitiría el cambio de nombre y sexo en el Registro Civil para mayores de 18 años.

La segunda es la discusión en primera instancia del proyecto Sistema de Garantías de los Derechos de la Niñez que crearía normas y políticas destinadas a respetar, promover y proteger el desarrollo físico, mental, espiritual, moral, cultural y social de los niños.

El documento de la Superintendencia de Educación de Chile también fue publicado con las “Orientaciones para la Inclusión de Personas lesbianas, gays, bisexuales, trans e intersex” con el objetivo de “apoyar el desarrollo de prácticas respetuosas e inclusivas” al interior de los establecimientos.

El documento “impone por la vía administrativa a todos los colegios de Chile una serie de prácticas que ni siquiera están aprobadas por la ley y están en discusión en el parlamento”

En rueda de prensa y luego del término 113° asamblea plenaria de la Conferencia Episcopal de Chile, el Obispo de San Bernardo, monseñor Juan Ignacio González, expresó que el documento “impone por la vía administrativa a todos los colegios de Chile una serie de prácticas que ni siquiera están aprobadas por la ley y están en discusión en el parlamento”.

“Eso sale fuera de toda lógica en un proceso que tiene que ser deliberativo y democrático no puede imponerse por la vía de una autoridad administrativa”, agregó monseñor González.

En tanto, el Presidente del Área Educación de la CECh, monseñor Héctor Vargas, dijo al diario El Mercurio, que la circular “fue totalmente inconsulta. Nunca se conversó con los colegios. No hubo posibilidades de reflexionar sobre el tema”.

El también obispo de Temuco expresó que es “inaceptable esta metodología que instala temas al interior de la comunidad educativa de manera taxativa y con un lenguaje sancionatorio”.

Fuente: Actuall.

Somos ciudadanos que amamos México y que buscamos que tú te hagas sentir.

Populares

Lo más Reciente