Su madre tenía 11 años, fue violada y la dejó en el orfanato: ahora la conoce y le dice gracias

Adriana Shinki, una joven emprendedora argentina de 18 años, conoció hace poco a su madre biológica. Su madre fue violada cuando era tan solo una niña de 11 años, y así fue ella engendrada. Adriana se ha educado en un orfanato. Pero mira la vida con asombro y agradecimiento: mira con cariño a sus hermanos de orfanato y ahora a los hermanos biológicos que está conociendo.


Ella, hija de violación, niña de orfanato, dice: "Un hijo es lo mas hermoso del mundo y jamas se van a arrepentir por no matarlo". Lo cuenta en la web de testimonios Salvar El 1.

***
El testimonio de Adriana Shinki

Tengo 18 años, soy de Entre Ríos, Argentina y dueña de un negocio de tatuajes que regento con un amigo y cocinera en el orfanato donde yo me crié y quiero contar mi historia.

A mi madre la violaron cuando tenía 11 años. Hace unos meses pude conocerla y, ciertamente, es una muy buena mujer. 

Ella fue valiente, dio a luz y  me dejó en un orfanato donde , aunque era humilde, ella sabía que me iban a cuidar. 

Pasó el tiempo y ella tenia miedo a encontrarse conmigo porque creía que yo iba a estar enojada con ella por haberme dejado en un orfanato. Pero, en realidad, es todo lo contrario.

Estoy muy feliz de que me dejara ahí porque me crié con mi familia del hogar y ésta fue mi familia.  Recuerdo como las cocineras  nos seguían con el cucharón para pegarnos por portarnos mal, pero nos tenían mucho cariño
 


 

Fue muy impactante cuando la conocí porque soy muy parecida a ella. 

Le dije que  jamas podría estar enojada con la mujer que me dio la vida tras ser violada  y aún menos sabiendo que, al no poder cuidarme, me procuró la atención que me hiciera falta en un orfanato donde me cuidaron.  

Yo, ahora, he  adoptado a dos hermanitas hermosas y ellas  quieren mucho a su abuela y a su abuelo porque mi madre se casó.

También he descubierto que tengo hermanos biológicos además, por supuesto, de mis hermanos del orfanato  y son excelentes personas.

 



Adriana es la segunda chica empezando por la derecha.

Si hay alguna mujer que ha sido violada y que espera un hijo fruto de ese acto y que está leyendo mi historia, le diría que  al tener a ese hijo va a darse cuenta que todo lo malo pasa por algo y que un hijo es lo mas hermoso del mundo y jamas se van a arrepentir por no matarlo. 

Él es su hijo, da igual cómo llegara, y es el único que las va a amar por la simple razon de que es su mamá.  A las personas que son fruto de una  violación les diría  que, obviamente; ellos no tienen la culpa de cómo fueron concebidos y que su vida no vale ni más ni menos que otras. Valen los mismo porque todos somos humanos y tenemos derecho a vivir nuestras vidas.

Adriana Shinki, Argentina

Fuente: Religión en Libertad.

Modificado por última vez en Martes, 04 Julio 2017 21:30

Somos ciudadanos que amamos México y que buscamos que tú te hagas sentir.

Populares

Lo más Reciente