En el 2014 faltó talento y espíritu de servicio a gobierno y partidos

En el año que termina, el Sistema Político Mexicano mostró que, en materia política, no cuenta con un manual para gobernar, y que para lograr el Bien común de los mexicanos, más que la repetición del gastado discurso, se requiere talento y espíritu de servicio, los cuales brillaron por su ausencia.

La desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa en el municipio de Iguala, Guerrero, es sin duda el acontecimiento que acabó con el guión de un gobierno que tenía su apuesta en las reformas estructurales aprobadas en los primeros meses de su gestión.

Y no sólo fue el caso de Ayotzinapa el que acabó con el prestigio del gobierno de Enrique Peña Nieto, sino también el escándalo de la “Casa Blanca”, donde la corrupción –otra vez por desgracia de nuestro país– vuelve a aparecer como una bisagra entre clase política y el poder público.

La libertad de Cuba no depende de EE.UU.

Los cambios en la política exterior estadounidense anunciados este miércoles, a solo una semana de las detenciones, los maltratos y la represión violenta que vivieron todos los cubanos que se manifestaban a favor de los derechos el pasado 10 de diciembre, demuestran que la democracia en Cuba es prioridad solo para los cubanos.

Y somos los cubanos, quienes trabajamos y trabajaremos por los cambios políticos que nos conduzcan a la democracia. Pues el Estado de derecho es el único escenario que garantiza la posibilidad de la superación de la pobreza y la búsqueda del bien común.

En el nombre de Ayotzinapa, El Poli, la UNAM y lo que se acumule

Valiente resultado éste que se ha dado desde la segunda quincena de septiembre en donde la violencia y el caos en el nombre de Ayotzinapa o de la causa que se les ponga enfrente para poner de rodillas a todo aquel que se localice con domicilio de autoridad o institución.

Hoy la materia para hacer desmanes se llama “Los desaparecidos de Ayotzinapa”, en este despreciable leguaje políticamente correcto, porque hoy después de tanto tiempo nadie excepto la Iglesia Católica con dos de sus representantes, el Padre Alejandro Solalinde, linchado por la opinión pública por describir como se enteró que asesinaron a los estudiantes de esta Escuela Normal de Guerrero y el Papa Francisco, que cuidadoso con sus palabras fue también contundente: están muertos.

La paz que necesita nuestra Patria

No cabe duda que la situación de Ayotzinapa es uno de los temas más hablados no sólo en México, sino en el mundo. Pero no sólo la desaparición de los 43 estudiantes, sino las secuelas que se derivaron después: Fuego en el Palacio Nacional, manifestaciones violentas, entre otras.

Todo esto es la desobediencia en nuestro país, pero no una desobediencia civil, más bien una criminal que conlleva a más actos de violencia. Dicha desobediencia criminal no es justificable, porque no se puede exigir paz ni justicia con levantamientos ciudadanos en donde el mal se haga presente. Más bien, debemos de buscar esa paz, esa justicia, esa democracia –que sí es posible y alcanzable– de una manera controlada, organizada y pacífica.

Sucesión en la CNDH: la caída de Raúl Plascencia

Todo parece indicar que el día 13 de noviembre del 2014 será el último día de la gestión del Dr. Raúl Plascencia Villanueva en la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH).

¿Por qué no será reelecto para un periodo más? ¿No cubrió las expectativas de la clase política? ¿Los casos de Iguala y Tlatlaya sepultaron sus expectativas? ¿Quiénes se perfilan para sucederlo?

Somos ciudadanos que amamos México y que buscamos que tú te hagas sentir.

Populares

Lo más Reciente